Saltar al contenido

Oraciones milagrosas para casos difíciles

La vida siempre nos puede tumbar, una vez tras otra sin parar, porque con cada nuevo capítulo que abrimos en nuestras vidas, con ello siempre vienen nuevos obstáculos que se nos imponen con el fin de probarnos, para que podamos crecer como personas y así elevarnos en muchos sentidos. Debido a que nuestro espíritu y fe es lo que tenemos que usar como escudo y espada para poder abrirnos paso entre los problemas de la vida y todo lo que ellos significan, queda muy en claro que una de las partes más importantes de nuestra vida, es poder cultivar lo más posible ese aspecto espiritual para poder crecer en todos los aspectos posibles, sin embargo y pesar de todo existen medios a traves de los cuales podremos defendernos o en todo caso ayudarnos, uno de estos medios son las oraciones, las oraciones para casos difíciles no solo es un nombre llamativo, son verdaderamente oraciones que pueden ayudarnos en situaciones sumamente complicadas.


Es posible que a muchos se le hayan presentado situaciones muy difíciles durante su vida, como la muerte de un familiar o un plan muy importante que se nos ha caído, o simplemente darnos cuenta de lo que conlleva crecer y darnos cuenta de lo que estamos hechos en realidad, y con ellos ver que tan solo somos humanos, mortales, frágiles; pero solo nuestro cuerpo es frágil, ya que a través del poder de la fe y de creer en algo más grande que nosotros y poder visualizar como ese Dios nos hace más grandes y nos llena de una luz bendita, nos vuelve algo mucho más fuerte. Entonces, aunque nuestro cuerpo sea frágil y venga con muchas limitaciones, el espíritu y el alma pueden crecer, a través de la fe.
La fe puede lograr grandes cosas, porque cuando en esta travesía que llamamos vida, se nos presenta estas horribles situaciones que tan solo nos tumban al suelo y nos damos cuenta de lo que pequeño que somos en el mundo, tenemos que alabar a Dios y otorgarle nuestras esperanzas para que nos vuelva a levantar, siempre más fuertes que la vez anterior. Es por eso que la fe es importante, porque aunque podamos estar desvalidos y desdichados ante los posibles obstáculos de la vida, podemos llenarnos de iluminación y cubrirnos de un manto que nos protegerá incluso en las noches más oscuras, donde solo hay malas experiencias y energías negativas.
Esa luz que hay que buscar en la penumbra es Dios, y ese dios es misericordioso y leal ante sus merecedores hijos, pues solo aquellos que creen en la palabra y tienen fe en lo que se puede dar ante el poder de la palabra, tendrán las grandes bendiciones de Cristo.
El gran detalle está en que para poder comunicarle a Dios todas aquellas desdichas que sufrimos y poderle pedir que nos tienda su mano y podernos mostrar el camino de una manera u otra, es necesario hacerlo a través del poder de la palabra, en resumen, el poder de la oración. Al orar podemos invocar grandes fuerzas que nos escucharán y nos llenaran de la más inmaculada templanza, ya que al escucharnos y ver qué tipo de persona somos al tener tal empeño y fe en lo que nosotros creemos es la verdad a través de Dios, entonces seremos aquellos que serán obsequiados con el bendito favor de los poderes superiores.
Existen distintas oraciones poderosas por casos imposibles, porque si hablamos de oraciones para casos imposibles, nos referimos a todas esos grandes obstáculos o golpes que nos dejan en la gran desdicha. Las oraciones poderosas por casos imposibles, son aquellas con cuando más estamos en la raya, en el final de nuestras esperanzas, es cuando agarramos todo lo que nos queda para poder agarrar más fuerzas a través de ella y poder obtener las bendiciones necesarias para poder pasar por encima de todo ese mal capitulo de nuestras vidas.

Oración para la Virgen del Carmen para casos muy difíciles

Esta es una de esas oraciones poderosas por casos imposibles, a los que hay que acudir siempre que uno se siente abrumado por todos los malos resultados que se tienen en la vida últimamente o cuando uno se encuentra en apuros muy peligrosos. Esta plegaria va dirigida hacia la santa madre, reina de los cielos, la Virgen del Carmen; que tiene todo el amor y misericordia preparados para aquella persona que se pueda encontrar en aprietos. Por supuesto, esta oración tiene que ir con cierto régimen y tiene también se tiene que seguir ciertas indicaciones adicionales que mencionan al final de la oración. La oración va así:

Oh, santísima madre,
Gloriosa Virgen del Carmen, 
Reina eterna del gran Monte Carmelo,
Eres la luz más brillante con la que nuestro padre nos guía,
En la penumbra, en la desdicha.
Querida señora, tú que irradias caridad
Y extiendes tu eterno amor por todos tus dominios,
Y siempre te presentes en nuestros momentos de mayor dificultad, 
Te ruego humildemente, de rodillas, ante tu gracia 
Que me puedas ofrecer tu ayuda
Y encomiendo en ti mis peticiones a nuestro santo padre.

Oh, madre santa, siempre llena de esperanza,
Que con tus brazos siempre nos rodeas con tus regalos divinos,
Ayúdame, dame fuerzas y tus siempre maternales cuidados. Santa Reina, Virgen María, Virgen del Carmelo
Eterna dulzura celestial, protectora de la humanidad,
Por siempre estaré agradecido de todos aquellos tan únicos favores,
Con los que nos bendices en cada adversidad que se nos presenta, 
Y me presento ante ti con la más humilde reverencia,
Para rogar que una vez más me puedas mirar con misericordia,
Ayúdame en mis más grandes necesidades,
Ayúdame a corregir mis errores,
Ayúdame a apaciguar mis penas. Deseo poder experimentar la grandiosidad de tu eterno amor
Y las bendiciones que nuestro santo padre
Nos regala a través de tu mediación cuando se lo pides,
Deseo poder vivir a través de los milagros
Que a lo largo de los siglos
Han sido confirmados para poder acreditar
A ti, santísima madre, que estás llena de gracias. Oh, Reina Celestial,
Tú que siempre tienes convicciones
Para poder conseguir la ayude de nuestro santo padre,
Te suplico, santa madre, 
Que me puedas ayudar a alcanzar todos los deseos
Que necesito
Sobre todo, madre mía, ayúdame durante esta situación
Esta situación que me hace estar en la contante ruina
En el constante tormento
Y cúbreme con tu blanco manto de luz
 Y seguridad. Obsérvame con misericordia, santa madre,
Ahuyenta todas aquellas desdichas,
Y se mi fuerte indestructible por su gran fe y perfección,
Para salir ileso de esta vida mortal. Santa Madre, tú que siempre nos proteges
Con aquel singular amor maternal,
Presenta mis peticiones ante los cielos lo antes posible,
Y pide que sean atendidas.
Protégeme de todos los peligros que se encuentran en este mundo
Líbrame de todos aquellos enemigos de mi alma y de mi cuerpo,
Aleja toda aquella oscuridad del maligno,
Para que pueda encontrar la paz,
E inspírame para poder seguir tu ejemplo
Y así ser un siervo puro ante los ojos de Dios,
Y ser un buen hombre para mi prójimo,
Consiguiendo la perfección en esta vida mortal,
Para poder disfrutar con tu compañía en la eternidad. Amén.

Es muy recomendado que después de hacer esta oración, la cual debes de ser realizada durante tres días seguidos, se le prenda una vela blanca o color celeste en nombre de la Virgen del Carmen, para así pode conseguir su bendito favor.

CONSULTAS